Pequeñas Grandes Cosas

Basada en una columna real de consejos, creo que lo mejor sería hacer mi propia carta para nuestra protagonista.

Querida Sugar:

Te quiero contar que llevo 10 años enamorado del teatro. Y aunque se ha convertido entre una relación toxica y enfermiza estoy feliz de haberlo encontrado. Fíjate que me he topado con las personas mas increíbles del mundo. Algunas de ellas me leen en mi crítica. Otras ven mis fotos, aunque las comparten poco siempre dicen que hago un gran trabajo. Me he topado con gente a la que no considero compañeros de profesión, sino amigos (aunque solo nos veamos en los eventos). He podido descubrir a unas mujeres increíbles que me inspiran a salir de mi casa, a echarle muchas más ganas a mi trabajo y que me dan energía cada vez que las veo sobre las tablas. Mi salud se ha visto mermada en algunos momentos. Me han pasado malas experiencias tratando con ciertas compañías y actores. He llorado muchas veces por la forma en que somos explotados y usados. Pero sabes algo; eso me ha vuelto una persona mejor. No cambiaría estos 10 años por nada del mundo.

Ahora que volví al teatro y te descubrí leyendo cartas me di cuenta de algo. Muchos somos los que escribimos y hablamos de lo que nos apasiona actualmente. Esa es una de las cosas más bellas que nos da esta época en la que vivimos. Y si, tal vez ya somos demasiados los que lanzamos nuestra opinión al mundo, pero si al menos una persona nos escucha, una persona nos responde, una persona es cambiada por lo que decimos, ha valido la pena el tener que enfrentar a la malvada hoja en blanco en medio de la noche. ¿Sabes a que me refiero verdad Sugar? El ver tu honestidad ante cada historia me inspiró a hacer la critica en este formato. Y si, tu columna (la obra) en momentos me tocó, en otras no tanto. Pero eso es lo bello de las respuestas. Las puedes amar, ignorar u olvidar. Pero no dudes que cada una de tus palabras y de tus lectores se quedan por siempre en mi mente y que influyen en mi vida.

Solo cierro esto mi querida Sugar diciéndote que estas en mi teatro favorito, que me siento seguro de ir a verte a ti y a otros en este espacio, que me siento feliz cada vez que me dirijo a la esquina de Milán y Lucerna. Y que sigue mi sueño de poder tener a toda la gente que quiero disfrutando del teatro juntos. Si hiciera una lista de todas esas personas buenas y llenas de luz que me he topado en los teatros esto se volvería interminable. Tal vez solamente les mande una copia de esta carta para que sepan que han hecho mi vida mejor gracias a esos pequeños instantes de vida que hemos compartido juntos.

Calificación: 8/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .