#NecesitamosLosTeatrosAbiertos

Este es el nuevo grito al unísono que lanzaron los grandes productores teatrales el día de hoy. Un llamado a que las autoridades entiendan que muchos prejuicios existentes en la sociedad son un mito y que hoy daña más que nunca al eterno moribundo que es el teatro. El punto no es recibir dinero regalado; lo que quieren es poder ejercer su derecho universal de trabajar en lo que ellos deciden: SOLO PIDEN PODER TRABAJAR.

Previo al evento hubo un acercamiento con el gobierno el cuál “cree” que podrían volver a la actividad entre mayo o junio. Los productores piden subir telón en abril, pero para ello hay mucho trabajo previo que se debe realizar.

El teatro necesita mucho para existir previo a la tercera llamada. Hoy el gobierno piensa que de un día a otro puede dar luz verde a los teatros: es una gran mentira. Para reactivar se requieren muchas acciones. Permisos ante las autoridades que tardan 15 días hábiles. Ensayos que pueden durar un mes previo al estreno. Realización de publicidad. Mantenimiento al espacio escénico y de iluminación. Inversión en derechos de autor, musicales y otros más.

El semáforo naranja abrió una pequeña ventana de realizar actividades, pero sin conocer las necesidades y naturaleza del verdadero teatro. En primera instancia, se le trata como un evento masivo, el cual no es. En su mayoría solo se trabaja de viernes a domingo. Además de que son espacios en su mayoría con un aforo total entre 500 y 800 butacas.

Y si bien se publicó por parte del gobierno que se pudieran realizar obras al aire libre y se propusieron como espacios las explanadas de las alcaldías y el espacio al pie de la Estela de Luz, esto no es viable para ninguno de los involucrados. Sería imposible el trasladar todo el aparato teatral al aire libre. En mi mente no veo la forma de mantener el orden de la gente, de todo lo que existe atrás del escenario y, en el punto que les interesa a los productores, no veo como obtendrían retribución económica de estas acciones.

Esto no es un ocio o una forma de diversión. Esta es la forma de vivir de muchas personas. Así como existe el llamado al servicio del médico, del abogado o del deportista, existe una fuerza romántica que provoca que algunos quieran dedicar su vida a las artes escénicas.

Se mencionó que pudimos perder el importante Teatro de Los Insurgentes, el cuál debería estar protegido por contar con el mural realizado por Diego Rivera. Se han perdido espacios como MicroTeatro, Teatro en Corto. Se mencionó que se pudieron perder los teatros ubicados en Metro Cuahutemoc por segunda ocasión en 35 años. ¿Estamos dispuestos a que existan más víctimas en esta pandemia? Tal vez sea de forma indirecta, pero la historia también nos juzgará por ello.

El 15 de marzo de 2020 los teatros cerraron antes de que las autoridades comenzaran los protocolos de seguridad sanitaria. Hoy a casi un año, no han podido volver a trabajar. Hubo un ligero regreso. No fue rentable, pero se debía mostrar que se podía volver. Se debía mostrar que en una casi absoluta mayoría era seguro para los elencos, trabajadores y espectadores el volver al teatro.

Hoy, 15 de febrero de 2021, comienza una nueva carrera. No es por algo frívolo, es por algo fundamental. No es solamente una diversión, es una forma de vida. Son muchos los que viven del teatro. Somos muchos más los que vivimos de lo que es el teatro. No nos olviden a nosotros que también necesitamos del teatro. No queremos nada regalado, solamente queremos volver a trabajar.

Winston Churchill protegió los teatros durante la Segunda Guerra Mundial pues consideraba que el arte debía permanecer vivo, pues era una de las razones para continuar peleando. Yo quiero seguir peleando porque nunca se pierda el mejor teatro del mundo: el teatro mexicano.

1 Comment

  1. Hola, excelente descripción y análisis sobre la problemática del teatro en México. Sería recomendable que una autoridad leyera este artículo, para que entendiera que es lo que está pasando y tomara medidas más adecuadas para que pudiera reanudarse nuestro “teatro mexicano”
    Sería importante que personas en el gobierno que tengan que ver en este asunto leyeran este artículo para que su criterio fuera más profesional al tomar una decisión para la reapertura de los teatros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .