SEMINAR (Crítica)

02/02/2020

Lobos Producciones acierta y presenta su primera obra fuera de la autoría de Reynolds Robledo. ¿Por que empiezo así? Simple; porque está es una historia que de haber buscado hacer algo similar no llegaría a la gran resolución que he encontrado al final y que me ha golpeado con un knockout contundente. La presentación por parte de la prensa de espectáculos no ha logrado llegar a la verdad dentro de la obra. No busco ser un erudito, simplemente les quiero dar a conocer algunos detalles que les ayudarán a disfrutar SEMINAR y que salgan del teatro con entretenimiento y conocimiento nuevo.

Cuatro jóvenes escritores pagan a un “afamado” escritor y editor para que les imparta un taller en el que revisarán sus trabajos con el objetivo, en principio, de lograr reconocimiento en el competido mundo de la escritura. La premisa puede sonar lejana o banal; ¿pero no es eso lo que todos buscamos? La competencia es algo natural en el ser humano en todas las áreas. El éxito, como lo quieran nombrar, es lo que pretendemos tocar al despertarnos en el día a día.

No quiero diseccionar la obra para que ustedes descubran la línea tan inteligente que se desarrolla. Eso si, les puedo advertir que el primer acto puede parecer demasiado pretencioso, banal y sin miramientos a ser algo cercano a las masas; sin embrago, les prometo que eso es solo para poder plantear este mundo que descubrirán al final se parece a muchas realidades. Theresa Rebeck nos muestra como el ser humano es cíclico y que solo basta abrir los ojos para descubrir esta verdad para lograr evolucionar. La obra no trata de personajes alejados, es un rompecabezas todo en uno que se va acomodando en la mente del espectador conforme llega a su conclusión.

Diego del Río dirigiendo obras de texto es mejor y alegra verlo sin sus musas en el escenario. Todos los involucrados en el arte deben ampliar sus posibilidades y círculos. Lo felicito por la forma de atacar cosas difíciles de ejemplificar o hacer visibles en el teatro. Es un lenguaje que pocos logran hacer amenos para el espectador general. La música, los recursos y movimientos logran este objetivo. Felicidades.

Rafael Sánchez Navarro es tachado de sangrón. Para el ojo ordinario podrían decir que actúa de el mismo; pero esto es una mentira. La llama que ocasiona con su Tomás en los jóvenes y en el público es algo que pocas veces sucede. Si te topas en tu vida con alguien así o lo logras ser tu mismo lo odiaras y lo valoraras al mismo nivel siempre.

Aida del Río es Karen, la anfitriona de las reuniones, de clase acomodada. Ella vive uno de los puntos de quiebre más espectaculares de la obra. Podemos verla en muchos momentos “sufriendo” por ser el patito feo, pero su transformación final es un deleite. Interesante ver su cambio sin poder escapar.

Octavio Hinojosa es el responsable de que la obra llegara a este puerto. Su interpretación de Martín es fiel reflejo de la crítica a lo establecido. ¿Cuantos así han conocido? Su viaje lo vuelve héroe y villano a lo largo de la obra. Su voz va en ascendente, se aplaude que en el momento crítico no duda y busca preservar su alma para el bien.

Cristian Magloni encarna a Daniel; quien podríamos pensar es quien más fácilmente recorrerá el camino del éxito al haber estado en todos los círculos debidos y al tener familia y conexiones en el medio. Sin embargo, son estos elementos los que lo muestran como un ser vacío y que tal vez habla de más para remarcar su posición en el grupo. La forma en que descubre su verdad y la del mundo es brillante al hacernos ver que todo tiene dos versiones.

Begoña Narvaez es la parte del deseo sexual de la obra. Para algunos puede ser un cliché una mujer como ella y que debería ser eliminado, pero es mucho más lo que sucede en su personaje que lo que podemos ver. A Sophie hay que observar a detalle y recordar que las apariencias y la realidad son muchas veces diametralmente diferentes.

En la competencia de la vida son pocos los que llegan al triunfo final que, la mayoría, ven como objetivo final. Llámalo fama, llámalo dinero, llámalo reconocimiento, llámalo como quieras; pero hay quienes quieren ver más allá de lo evidente. SEMINAR es esa visión. Acepta que no todo va a ser elogios, no todo va a ser trabajo duro; finalmente lo importante es vivir para lo que te haga feliz. ¿Que tan dispuesto estás a ayudar realmente a aquel que se cruza en tu vida?

Calificación: 9/10

 

Teatro Milán
Viernes 20:45 hrs
Sábado 18 y 20:30 hrs
Domingo 18:15 hrs

Twitter
Instagram

Más fotografías dando click aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .