EL CURIOSO CASO DE DON JUAN TENORIO

1/11/17

 

¿Imaginaría este escenario en algún momento Zorrilla? El hecho de que su obra menos querida, pero la más popular, sería, en primera instancia vuelta comedia hasta el punto de ser una simple mezcla de gente “conocida” como lo es el actual y que provocaría el olvido de la prosa romántica y de aventura que había desarrollado para trascender en el tiempo.

Y este punto lo quiero destacar antes de hablar del montaje, pues su servidor, la producción y los actores se sorprendieron, rieron (y tal vez hasta se ofendieron) ante el desconocimiento por parte de un sector de la prensa al ser cuestionados por la misma sobre la puesta de este año del Tenorio Clásico. Y creo que la anécdota vale la pena al menos mencionarla, pues esto demuestra que somos pocos los verdaderos amantes y seguidores del teatro dentro del gremio. La situación fue simpe; se le preguntó a Violeta Isfel, quien interpretaría a Doña Inés, sobre como sería su vestuario y como lo haría sexy, pues “anteriormente lo han hecho Ninel Conde y mujeres muy sexuales”. Hasta que punto se ha olvidado que esto es un auténtico clásico que se ha representado por más de 150 años y que es una tradición en la temporada de Día de Muertos.

Pasando a la crítica de la puesta de ese año a cargo de Fénix Novohispano Compañía Nacional de Teatro resalto el hecho de buscar mantener viva la tradición en todos los niveles de la obra. No solamente mantienen perfectamente la prosa, incluyen también un cuarteto de cuerdas que sirve para llenar en los momentos de cambio de escena y un vestuario casi perfecto en cuanto al momento histórico (aquí estoy seguro que los actores son  los que más agradecen algunos adelantos modernos para no pasar momentos pesados en escena). Para los modernos puede parecer pobre la escenografía, pero esta es una obra que no requiere esos elementos que en ocasiones son adornos; la actuación, la dramaturgia y los actores son los elementos principales de la puesta. Cuando tienes estos tres elementos en un alto nivel no requieres nada más para hacer verdadero teatro.

Brígida es interpretada por Martha Ofelia Galindo, quien nos comentó que llegó al papel de casualidad, pero se siente agradecida y bendecida de volver al teatro. Hay que aplaudirle, pues es la verdadera piedra angular que evita que la obra se vuelva pesada. Tiene pocos momentos, pero los llena con comicidad y experiencia, lo cual pocas actrices pueden ejecutar. El papel no es cómico, lo que lo vuelve a este estilo es la dirección (de Francisco Hernández) y una actriz con esa capacidad que pocas llegan a desarrollar.

Violeta Isfel logra, en mi opinión, su titulación en maestría con este trabajo. Para muchos seguirá siendo la niña caprichosa, “sueño que muchos quisieran hacer realidad”, pero después de verla en formatos breves, musicales infantiles y otros pequeños papeles en telenovelas quedo deleitado y satisfecho con su trabajo en el complejo papel de Doña Inés. Como ella lo mencionó “todos deberían hacer un clásico en su carrera, pues es un gran reto”. Yo te aseguro que lo superaste perfectamente. Le falta algo para dar el siguiente medio paso para ser una de las importantes de la escena nacional y que le podría dar como consecuencia muchas más cosas buenas en su carrera profesional.

El elenco es complementado por actores que trabajan constantemente para la compañía como Miguel Alonso y Claudio Morales en los papeles de los rivales Don Juan y Don Luis; Eugenio Bartilotti como Ciutti y Jessica Gámes como Doña Ana son personas a las que hay que echar un ojo pues se les ve tabla y amor por la profesión.

Para cerrar solamente pido a la dama del teatro que nos deje ver más años un Tenorio Clásico de calidad, que llegue a escuelas, pueblos y al público en general pues lo hemos oído a lo largo del tiempo sin saber que de aquí sale el clásico “no es verdad ángel de amor…”. Clásico no debe ser sinónimo de aburrido; al contario, es la base de todo y debemos verlo, respetarlo y admirarlo.

Calificación: 4/5

Más imágenes en mi FanPage o dando click aqui

Anuncios

Publicado el 1 noviembre, 2017 en crítica, PGC, teatro. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: