Más de 45 mil (Crítica)

Vivimos un momento social que seguramente veremos con asco en algunas generaciones (siempre y cuando arreglemos las cosas). El hombre se devora a si mismo más que nunca y como siempre es labor del teatro hacernos ver la realidad para buscar, con su catarsis, la apertura de estos difíciles temas.

Más de 45 mil narra la vida de Tomás, un hombre que publicamente podemos calificar como una escoria, pero que de alguna u otra forma hemos vivido en su circulo y no hemos hecho algo para detenerlo. Nos narra el poder que posee su familia y todo gracias a su habilidad para enganchar jovencitas y llevarlas al mundo de la prostitución. Aunque no es su único negocio, es el que se vuelve el eje de la historia y como la vida lo va llevando con desiciones y giros a enfrentarse a si mismo.

Pascasio López interpreta a Tomás. En el escenario se le puede ver como un hombre común, pero su poder está en la forma de moverse y hablar con las mujeres. Eso es tan real que duele (pero es un dolor que me hace aplaudirle). Si en la vida real se lastimó la mano o no, me parece un rasgo que sería interesante para el personaje, ya que lo muestra humano pese a su posición de “todo lo puedo” y me gusta más que el símbolo de su vida y la casa donde vive.

Tatiana del Real afronta el reto de interpretar a Carmen/Yadira y a su propia hija. Las dos son diametralmente opuestas, mientras que la madre vive con el dolor del “negocio” en el que ha caído soportando hombre tras hombre en la cama y la hija es tan inocente para el mundo que no comprende lo que esta ocurriendo en su realidad ante tantos giros con la muerte, la relación con su progenitor (porque no lo podemos llamar padre), el intento de adaptarse gracias a la escuela. La transformación debe ocurrir en segundos y se nota en su forma de hablar, su tono, su parado y en la mirada que lanza al mundo que va del odio a la inocencia.

Andrea Méndez y Rodrigo Magaña tienen la difícil tarea de encarnar diversos personajes a lo largo de la obra. Desde familiares, maestras, prostitutas, socios y cualquier otro que se atraviese en el camino de la familia. Mediano es el resultado de ellos, volviéndose a mis ojos la parte débil de la obra. Sin embargo en algunos personajes su ejecución es buena, lo cual rescata su actuar.

 

Calificación: 4/5

EXTRA: Creo que es una obra muy poderosa que si te deja pensando. No es para los que están combatiendo, es para los que son vulnerables a la situación para que aran los ojos. Y aunque suena utópico, es bonito pensar que el amor nos puede cambiar… la cuestión es que ese amor llegue a quien lo necesita, no importa la forma final. La lucha comienza en nuestras casas; reparte amor entre los tuyos antes de buscar salver a otros.

Anuncios

Publicado el 17 julio, 2017 en crítica, PGC, teatro. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: