Dari Romo; promesa que se hace realidad

En mi labor como critico teatral gozo del privilegio de ver mucho teatro. Disfrutamos y sufrimos con diversas clases de textos, direcciones, productores, gente de prensa, foros y actores. Y es en este ultimo rubro, el de los actores, donde más me gusta ver el desarrollo que llegan a tener, como van evolucionando en su que hacer en el escenario, los diversos papeles que llegan a ejecutar y por supuesto la capacidad de hacernos creer y vibrar al filo de la butaca.

Hace un año fui testigo del debut en un musical de gran formato de Dari Romo. Para muchos el nombre era desconocido y realmente llamaba la atención por quienes son su familia: la dinastía de las Cortés; que viene desde mucho tiempo atrás, hasta su abuela (Doña Lolina), su tía (Laura Cortés) y su mamá (Lolita Cortes). En la obra enfrentó el reto de ser swing y cubrir diversos papeles dentro de la compañía, que iban desde tener texto o no, mero apoyo en el escenario o ser parte de la historia. La verdad a mi juicio lo hizo muy bien.

Este no era su debut formal, ya que anteriormente había realizado algunas cosas en Teatro en Corto, pero más como una forma de ir generando experiencia. A la par se ha ido preparando mediante la observación de las grandes maestras que tiene en casa y con cursos de baile, actuación y demás especialidades que requiere el actor. Ha participad también en la producción de El Ultimo Consejo de AzulTeatro.

El día de ayer (sábado 13 de mayo) fui testigo de su trabajo nuevamente en Teatro en Corto en la obra “Estar Contigo”. La obra es una joya, pero resalta el trabajo que logra Dari en la cocina de la casa al llevarnos por una extensa gama de emociones que hicieron que me olvidara por unos minutos de mi deber como crítico para volver a ser un espectador más al filo de la butaca (o banco en este caso). Lo que más resalto es que, si bien ha hecho muchas obras de formato breve, Dari nos deja ver que es una actriz multifacética que igual puede ser el guía de la historia, el soporte, una niña de 15 años, una fan loca, una bebe, una joven mujer enamorada, una borracha, una santa, una matada nerd, una bar tender, una niña que sufre bullying y mucho más.

Acaba de cumplir 18 años, tiene toda una vida y carrera por delante, tiene el apoyo de su familia. Tal vez lo único que le falta es pequeña promoción a dejar de ser “la hija de” a ser un artista que pueda convocar a prensa y publico por su simple calidad escénica. Se que muchas veces el verdadero actor de teatro no le gusta tanto esta parte de la promoción, sin embargo espero que quienes lean estas líneas consideren a bien ir a ver el trabajo de Dari para volver a conectar con sus sentimientos que en ocasiones tenemos tan olvidados.

Lo dije en el principio, uno de los privilegios que tiene el critico de teatro es ver mucho teatro; pero es un privilegio aun mayor poder ver el inicio y desarrollo de la carrera de una actriz que pinta para ser una de las mejores de México: Dari Romo.

 

Anuncios

Publicado el 3 junio, 2017 en crítica, PGC, Talento, teatro. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: